Blogia
CRUZANDO EL PUENTE

ANTONIO ESTEVEZ

ANTONIO ESTEVEZ


Se nos fue de improviso, sentado en una butaca, un ángel bajó y le susurró al oído, lo cogió de la mano, contestándole:¡espera!, ¡espérate! que tengo llamar a un artista para convencerlo de que vaya a una Peña Flamenca sin cobrar nada. Así era y estará siempre en nuestra memoria Antonio Estevez, un flamenco cabal serio y formal como el que mas, dispuesto siempre a ayudar al flamenco que menos tiene, ya fuese cantaor, tocaor o bailaor…. Cuanto sabía de flamenco.
Se nos fue para siempre, de seguro que irá conduciendo por los caminos azules del cielo, y le esperaran impacientemente las almas de los flamencos para pedirle su ayuda incondicional.


Para ti Antonio, intimo amigo, el que llevaré siempre en lo más profundo de mi ser.


A los altos cielos subiste
Una triste mañana,
Los flamencos estamos tristes
Con una pena temprana.

Ladrillitos del Cachorro
Labor de esmerada paciencia
Le pusiste en su puerta.
En el Cielo te esperará
Con sus manos abiertas.

Flamenco jondo y cabal
Flamenco como el que más
Que pena más grande
El no poder verte más.

Caminos de rosas llenos
Cante por soleá y lamento
Subistes a los altos cielos
Como un buen flamenco.

Que voy a ser yo
Cuando no me llames
Y no oiga más tu voz

¡Que no! Antonio
Que es un cante por Soleá
Dile que te las canten
A cualquiera de ellos
Que contigo en el cielo están.
¡Antonio! ¡Que es soleá por bulerías!
Dile al Marrurro que te las cante
Verás como son soleares
Soleares al compás
¡Y si no dile que te cante!
Por seguiriyas,
Que es un cante de verdad.

Adiós Antonio

Que has hecho conmigo
Que sin tu amistad me he quedao
Que pena más grande tengo
Por no tenerte a mi lao

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres