Blogia
CRUZANDO EL PUENTE

¿Dónde está la Feria?

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

El sevillano aficionado a los toros, espera con impaciencia que comiencen las corridas de toros en la Real Maestranza de Caballería, regentada por la empresa Pagés, digo bien regentada, aunque la gestión del buen hacer no se vislumbre por ningún lado.

No quiero entrar en el análisis del porqué, ni los motivos otorgados por  los Maestrantes a la actual empresa, pienso que no viene al caso, pero si hacer un pequeño análisis de todas las circunstancias que acontecen en nuestra sociedad en relación con el Mundo de los Toros, que en definitiva son por las cuales ha ocurrido lo que no debía haber ocurrido nunca, y mas en una Plaza de la categoría que encierra la nuestra.

Es cierto que la actual Crisis Económica ha jugado y juega un papel muy importante en los comportamientos actuales, ya sean taurinos o no, pero si a este cúmulo de dificultades le unimos la incompetencia y la intolerancia de muchos, tenemos que llegar a la conclusión que los anti-taurinos que por suerte son muy pocos, estarán dando saltos de alegría, cuando en realidad los que están poniendo en peligro Nuestra Gran Fiesta están dentro, anteponiendo los valores económicos antes que el valor, no solo cultural e histórico, sino de transmisión y continuidad, al ser los responsables con sus actitudes, ya sean empresariales, profesionales y artísticas de velar por la Fiesta, ante todo lo que está sucediendo en unos tiempos difíciles, en los cuales no debemos de tener unas miras egoístas y ceder para llegar y conseguir un fin común por el bien de la Tauromaquia.

Me podrán decir que soy un idealista, que esto es un pensamiento irreal, pues bien no veo otro camino que un consenso entre todos, apartando egoísmos personales y  también económicos.

Este cúmulo de circunstancias ha originado que nuestra Gran Feria Taurina haya sido un desastre, no voy a pormenorizar, simplemente decir que triste balance cuando sólo se han cortado tres orejas, ¡Tres orejas en la Feria de Abril de Sevilla! y la plaza nunca ha llegado a llenarse, esto si que es irreal e ilusorio, y del ganado mejor es no hablar.

Hay un detalle muy significativo, y es que en nuestra sociedad cada vez existe menos afición al Toro, la juventud está por otros derroteros y la mayor parte de la afición es mayor, como toda nuestra población. Son otros tiempos muy distintos y los comportamientos humanos varían mucho, y mas aún en una Sociedad que cabalga en el caballo de la prisas, cuando en el Toro hay que hacerlo todo muy despacio, no sólo torear sino hasta negociar y criar.

En fin, esto es lo que ve este humilde aficionado a los toros, y valga este comentario para un desahogo personal, y me tranquilice el animo. Ya hemos comenzado a ver al Santo Isidro (San Isidro) esperemos que no suceda lo que ha pasado en nuestra Feria de Sevilla.

Por último una vez mas agradecer Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla, por tener el detalle de enviarme sus crónicas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres